Compartir

Hoy abre sus puertas el nuevo Centro de Mayores ‘Ferrer i Guardia’, el tercer equipamiento municipal de estas características que prestará servicio al colectivo de tercera edad de la ciudad, junto con el Centro Ramón Rubial y el ubicado en el barrio de Loranca, inaugurado el pasado año.

Se incrementa en 800 plazas los quince talleres programados para el colectivo de tercera edad.

La apertura de este Centro, situado en el casco antiguo de la ciudad, supondrá habilitar cerca de 800 nuevas plazas en el programa ofertado a los mayores en cursos y talleres. Se suman a las ya existentes en disciplinas tan variadas como estimulación cognitiva, baile, pilates, memoria, guitarra, etc, hasta un total de quince.

Además posibilitará la ampliación del servicio de podología en más de 2.000 tratamientos, de peluquería y comedor con 80 plazas.

“Queremos atender las necesidades de nuestro mayores y ofrecerles toda la atención que merecen a través de una atractiva oferta de talleres en los que se programen actividades de formación y ocio”, explica el alcalde, Manuel Robles.

El alcalde ha añadido que este equipamiento es un símbolo de la adaptación que ha registrado nuestra ciudad, según sus necesidades. En su origen fue un colegio público y ahora se convierte en Centro de Mayores. “Esta transformación refleja la optimización de recursos públicos que se realiza desde el Gobierno municipal”.

Estas declaraciones las ha hecho hoy el regidor en la visita que ha realizado a las dependencias municipales acompañado del primer teniente de alcalde, Javier Ayala y la concejala de Bienestar Social, Carmen Bonilla.

El Centro está ubicado sobre una parcela de 6.180 metros cuadrados en la Travesía de la Arena. El edificio consta de dos plantas. La planta baja es la que se ha adaptado al Centro de Mayores y la primera planta se adecuará para albergar en fechas próximas a distintas entidades socio-sanitarias.

Deja un comentario