Compartir

  El pasado 12 de diciembre se aprobaron los presupuestos en el pleno del Ayuntamiento de Humanes, 17,5 millones de euros, con los votos a favor del PP y los concejales no adscritos.

  La concejala de Administración y Hacienda, Rosario Pérez, nos lo ha confirmado: “Ya están aprobados definitivamente porque han transcurrido los quince días a disposición pública y, al no registrar alegaciones, ya quedan aprobados definitivamente”.

Continuidad para el municipio

Pérez comenta que no habrá un cambio en estos presupuestos en cuanto a la política de austeridad del Ayuntamiento: “Son una continuación del ejercicio anterior. Las inversiones son muy reducidas ,pero, si no fuera por el Plan Regional (PIR), podriamos acometer muy pocos proyectos. Es de agradecer a la Comunidad de Madrid ese apoyo que hace al Ayuntamiento, que nos va a permitir mejorar en general el municipio: parques, acerado, asfaltado, pistas deportivas, etcétera. Con nuestros propios recursos poco se podría hacer”.

La deuda heredada seguirá marcando la economía

  Rosario Pérez no quiere mirar hacia atrás, pero es imposible no hacerse eco de la deuda heredada: “Hay que encajar más de tres millones que pagamos todos los años y es prioritario”.

La concejala continúa argumentando sobre los impuestos: “Los hemos congelado, no los hemos subido en ningún momento. Tuvimos que poner la tasa de basura, pero finalmente la pudimos quitar. Bajar los impuestos es nuestra idea desde el principio, sin embargo, tenemos que seguir con el Plan de Ajuste hasta el año 2023. Ya hemos pagado prácticamente 19 millones, la mitad de la deuda; nuestra idea siempre es que Humanes siga avanzando”.

El PIR como tabla de salvación

En cuanto al Plan Regional de Inversión, tiene una duración de tres años, de 2016 hasta 2019. Este año se invertirá más de 1,5 millones en diferentes actuaciones. Según Pérez: “Es preferible hacer cosas pequeñas que macroactuaciones. Tocar todas las áreas posibles”.

Acometer las sentencias

  Además, apunta la concejala de Hacienda: “Hay que asumir los pagos y sentencias que nos llegan”.

“Nosotros hacemos una previsión de los ingresos, y con eso vemos en qué podemos gastarlo. Ahí tienen que encajar las sentencias que nos siguen llegando. Son cantidades muy importantes para nosotros”.

  Para terminar, la concejala afirma: “Por nuestra parte no hay intención ninguna de subir los impuestos. Por eso pueden estar tranquilos los vecinos”, concluye Rosario Pérez.

Deja un comentario