Compartir

La endoterapia no es algo nuevo, ni de lejos revolucionario hoy día. Se dice que fue Leonardo Da Vinci, el polímata florentino de la época del Renacimiento italiano, quien realizó las primeras pruebas  que consistían en inyectar arsénico en los árboles.

  Ahora esta técnica terapéutica se aplica como método fitosanitario al arbolado urbano, y consiste en inyectar el producto y/o abono en el sistema bascular de la planta, siempre teniendo en cuenta un estudio previo para la viabilidad del tratamiento.

  El Ayuntamiento de Cubas de la Sagra, por segundo año consecutivo, va a poner en marcha una campaña a través de la cual aplicarán esta técnica al arbolado del municipio para prevenir las plagas de la oruga llamada procesionaria, que afecta sobre todo a los pinos de la localidad.

  Hay que tener en cuenta que los beneficios de la endoterapia, ya que destaca, respecto a los métodos aéreos tradicionales, por la ausencia de nebulización de productos químicos siendo una técnica totalmente inocua, teniendo un impacto ambiental completamente nulo. Esto hace que la empresa contratada para llevar a cabo la labor tenga una flexibilidad considerable, ya que pueden actuar a cualquier hora del día.

  José Pedro Flores, alcalde del municipio, nos cuenta que el pasado año la campaña no tuvo el éxito esperado. Flores lo achaca al desconocimiento de los vecinos sobre si esta medida era lo suficientemente eficaz, la demanda fue escasa y el Ayuntamiento decidió hacerlo de manera gratuita.

  El resultado obtenido ha sido muy efectivo y ahora son muchos lo vecinos que están demandando la aplicación del tratamiento. Este punto hace inviable que el Consistorio facilite gratuitamente el servicio y pone un precio de 30 euros para quienes decidan beneficiarse de la endoterapia. Hasta el 29 de enero los cuberos interesados pueden inscribirse en el Ayuntamiento.

Deja un comentario