Compartir

El pleno del Ayuntamiento aprobó en la noche de el pasado jueves una moción del Partido Popular de Leganés que fuerza al Gobierno del socialista Santiago Llorente a bajar los impuestos al comercio local y a la hostelería de la ciudad, dos actividades seriamente afectadas por los efectos de la crisis del Covid.

La propuesta plenaria, que no contó con el apoyo del PSOE, de Más Madrid-Leganemos y de Podemos, contempla la necesidad de suspender durante el 2020 la tasa que los comercios abonan de forma anual por la recogida de basura que generan sus negocios y la moratoria para este año del impuesto que bares y restaurantes pagan por la instalación de sus veladores.

«Se trata de otra iniciativa del PP de Leganés para dinamizar la economía local y encaminada al objetivo de evitar la destrucción de empleo en dos sectores que son esenciales en la reactivación de la ciudad», ha subrayado su portavoz, Miguel Ángel Recuenco.

Deja un comentario