Compartir

La compleja situación en la que se encontraban los elementos y actores implicados en el desarrollo de la salida 28 requirió un trabajo en conjunto de todo el equipo de Gobierno, sin el cual no hubiera sido posible dar los pasos que hoy nos permiten estar en las puertas de su ejecución definitiva.

Debido al gravísimo problema financiero, todos los concejales del Gobierno estaban de acuerdo en que la salida 28 sería la única obra de envergadura que se podría asumir en esta legislatura y en la que se volcarían todos los esfuerzos económicos, destinando a ella gran parte de las posibilidades presupuestarias del conjunto de delegaciones.

No debemos olvidar que esta infraestructura no es sólo un beneficio para los nuevos barrios, sino que es crucial para el desarrollo económico de todo el municipio, debido al urbanismo desestructurado, irracional y especulativo planificado en los últimos años.

Hoy, desde el Gobierno «podemos asegurar que tenemos el sí definitivo» para su construcción, dando continuidad al proceso de licitación ya iniciado y que concluirá en las próximas semanas, para dar inicio a las obras.

Deja un comentario