Compartir

El Gobierno de Navalcarnero ha conocido este miércoles el Acta de Liquidación Provisional del Tribunal de Cuentas (TCu) sobre el caso del Polideportivo de la Estación y pagos millonarios e irregulares a la concesionaria de la Plaza de Toros. En ella, se da un plazo de 10 días hábiles al ex alcalde del Partido Popular, Baltasar Santos, junto con otros cuatro antiguos concejales de su Gobierno, un técnico municipal, un director de obra y una empresa concesionaria para responder provisionalmente, y de manera solidaria, por un total de 10.161.687,92 euros por responsabilidad contable ante un presunto delito de alcance.

El Tribunal solicita a Baltasar Santos responder por 1.300.618,57 euros como responsable de carácter directo por pagos no justificados a la empresa concesionaria de la Plaza de Toros, tanto por la utilización de la misma por parte del Ayuntamiento como por el alquiler de grupos electrógenos para su iluminación.

«recuperar el dinero que nunca tendría que haber salido de las arcas municipales»

El exalcalde responderá también, de manera solidaria junto a la concesionaria, por un importe de 2.062.250,64 euros por cinco de las subvenciones entregadas desde el Ayuntamiento para la explotación de la Plaza de Toros.

Por último, pero no por ello menos importantes, el Tribunal solicita al también exalcalde del PP que responda de manera solidaria por un total de 6.798.818,71 euros por el caso del Polideportivo de la Estación, una obra pagada en casi su totalidad por el Ayuntamiento, pero no construida. Junto a él, responderán también solidariamente en este caso Pilar Rodríguez Rodríguez, Elena Pérez Gómez, María Paz Fraile Garcés, Manuel Jordán Rodríguez -ex concejales del Partido Popular y miembros de la Junta de Gobierno local-, Juan Antonio Martín Rodríguez, Ingeniero Técnico Municipal y Martín de la Fuente González, director facultativo de la obra.

Para el actual Gobierno local de Navalcarnero (formado por el PSOE, Cambiemos y un concejal independiente) esta comunicación del Tribunal de Cuentas son los primeros frutos del compromiso adquirido de “llegar hasta el final para conocer los hechos que motivaron la actual situación del municipio, cuya deuda de más de 240 millones de euros, lo sitúa en la cabeza del ranking de los ayuntamientos más endeudados de España”.

Para el equipo de Gobierno de Navalcarnero, “el camino emprendido para recuperar el dinero que nunca tendría que haber salido de las arcas municipales es una prueba más de los resultados de la gestión aplicada, pero no la única”.

Deja un comentario