Compartir

El Ayuntamiento de Parla ha recibido 45 pulseras identificativas que ha distribuido hoy entre otros tantos mayores de 65 años con demencia o inicio de Alzheimer. Las pulseras, dotadas con un código QR que incluye información del mayor y un teléfono de contacto en caso de pérdida o emergencia, han sido entregadas por la Comunidad de Madrid, en un acto que han presidido la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Miriam Rabaneda, y el alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás.

Parla, elegida por ser una de las ciudades de Madrid con más de 5.000 mayores de 65 años

Pese a que Parla es uno de los municipios más jóvenes de toda España, cuenta con 5.753 personas mayores de 65 años, de los que 2.940 son mujeres y 2.813 hombres. Por ello, Parla es uno de los municipios de entre 5.000 y 40.000 mayores que han sido elegidos por la Comunidad de Madrid para repartir alrededor de 5.000 pulseras identificativas de emergencia por toda la región.

 

Para mayores con demencia o Alzheimer en fase inicial

Los dispositivos se dirigen a mayores de esta edad, 65 años, que tengan demencia o la enfermedad de Alzheimer en fase inicial. El objetivo es favorecer la autonomía de los mayores y dar tranquilidad a sus familias en el caso de que el portador de la pulsera salga solo y no sepa cómo volver a su residencia habitual.

 

Con un código QR que incluye el teléfono de un familiar

Para ello, los dispositivos incorporan un código QR con el teléfono de contacto que la familia de cada portador elige. Así, los mayores llevan consigo en la pulsera la información necesaria para que en caso de pérdida o emergencia, puedan ser localizados y se pueda contactar con la familia, lo antes posible.

Según ha explicado la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Miriam Rabaneda, “en nuestra región hay 1.200.000 mayores de 65 años y un 10% de ellos sufre Alzheimer. Estas cifras nos obligan a los poderes públicos a dar todo nuestro apoyo y ofrecer todos los recursos posibles a los afectados y a las familias. Por ello hemos puesto en marcha este programa desde la Consejería de Política Social y Familia, a través de la Dirección General de Dependencia y Mayor, en colaboración con la Fundación Gonzalbo-Marqués”.

La Fundación Gonzalbo-Marqués ayuda a la infancia y la tercera edad

“Quiero hacer un reconocimiento a la Fundación Gonzalbo-Marqués y a su patrona, Rosario, por su extraordinaria labor de apoyo y asistencia social  a la infancia, a la tercera edad y a las personas con discapacidad en la Comunidad de Madrid. Sirvan  estas palabras como un homenaje  a vuestra labor y a vuestra forma de ayudar a los demás, que merece nuestra absoluta admiración”, ha subrayado Miriam Rabaneda.

Alcalde: “Por los mayores y por sus cuidadores, muchas veces no reconocidos”

Por su parte, el alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, ha coincidido con la viceconsejera en que los mayores “son el objeto de este programa. No me canso de repetirlo, los mayores nos aportan mucho y lo más importante es su experiencia. Hay que agradecerles que si estamos aquí es gracias a su esfuerzo. ¿Cuántos mayores cabezas de familia han sustentado en estos tiempos de crisis a una familia entera? Por mucho que hagamos por ellos, nunca se lo vamos a agradecer lo suficiente”.

“Pero estas pulseras también vienen a ayudar muy especialmente a sus familias y a sus cuidadores, auténticos héroes muchas veces no reconocidos, que viven en esa situación tan difícil que es tener al lado a una persona querida que, a veces, incluso no se acuerda de ti. Por ello quiero reconocer su esfuerzo, su entrega, su dedicación, su amor y su sacrificio desinteresado”, ha expresado el primer edil.

El regidor parleño ha añadido que “con medidas como ésta queremos compartir con los cuidadores esa vocación de servicio que debemos tener todos hacia las personas que nos han dado lo que somos hoy”.

Deja un comentario