Compartir

El Ayuntamiento, con el acuerdo aprobado por la Junta de Gobierno del pasado 31 de diciembre, ha iniciado el procedimiento para poner en marcha el plan de estabilidad en el empleo público del Consistorio. Una medida que tiene como finalidad garantizar las potestades públicas y  estabilizar y regularizar las plazas de los laborales temporales, de modo que puedan optar a su fijeza como funcionarios de forma definitiva de acuerdo con lo que establece la ley para el acceso a la función pública: mediante un proceso selectivo que garantice los principios constitucionales de libre concurrencia, igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Según consta en el informe de Alcaldía, el Ayuntamiento de Valdemoro cuenta en la actualidad con 554 empleados, de los que 151 han pasado por un proceso selectivo: 140 son funcionarios y 11 más laborales fijos. Dicho documento recoge igualmente que los 403 restantes son empleados que en su gran mayoría ocupan un puesto de laborales temporales que, como manifiesta la Inspección de Trabajo desde 2009, han accedido al puesto de trabajo sin pasar por procesos selectivos tal y como exige la ley.

Además, para el Gobierno local que impulsa esta medida, es esencial cumplir con la Constitución y con lo que en Derecho rige para el acceso a la función pública, especialmente con lo que marca el Estatuto Básico del Empleado Público que fija que el ejercicio de las potestades públicas o la salvaguarda de los intereses generales del Estado y de las Administraciones Públicas corresponden exclusivamente a los funcionarios, algo que en la Administración Local de Valdemoro no puede asegurarse con la actual estructura de la plantilla.

Deja un comentario