Compartir

El alcalde de Brunete propone a la marca de coches que tengan en cuenta a su localidad para el lanzamiento de su próximo vehículo.

Según explica el regidor: “Sería un honor entrar a formar parte de ese conjunto de magníficos pueblos y ciudades, cuyo valor auténtico encaja con la línea tradicional que Seat ha seguido a lo largo de las últimas décadas para dar nombre a sus vehículos”.

SEAT no lleva a cabo ningún tipo de acuerdo comercial a la hora de elegir el nombre de cada prototipo, sino que lo eligen libremente. Son numerosas las propuestas de nombres que recibe la empresa de automóviles cada temporada, pero el nombre de Brunete supera las características de brevedad, musicalidad y fuerza, y como localidad entraña unas peculiaridades en cuanto a historia, cultura y situación estratégica que la hacen ciertamente especial. El origen de Brunete se gestó como cruce de caminos, magnífica circunstancia para dar su nombre a un nuevo vehículo Seat.

Al principio Seat tomó la cilindrada de sus vehículos para dar nomenclatura a sus coches, como fue el caso del Seat 600 (que empezó a comercializarse en la década de los cincuenta), o los Seat 800, 1.200 y 1.500. Después, la firma optó por nombres al proyecto, de ahí nombres como el Seat 124 o el 127. Más tarde decidió utilizar nombres propios, como Panda, Furia o Ritmo, aunque esta fase duró poco tiempo.

Deja un comentario