Compartir

El presidente de la Comunidad de Madrid en funciones y candidato a la Presidencia regional, Ángel Garrido, ha presentado hoy ante el Pleno de la Asamblea un programa de gobierno con numerosas medidas, “que desmiente por sí solo la pretensión de que esta sea una Legislatura ya agotada. No hay agotamiento, sino progresión y esfuerzo sostenido, en el hecho de terminar la tarea emprendida”.

En su discurso en la primera sesión del debate de investidura, Garrido ha asegurado que su “único objetivo es servir a los ciudadanos de nuestra región durante el próximo año” y ha puntualizado que no alberga “más ambición que esa, pero tampoco menos”. “Los grupos políticos podrán emplearse en este año que queda de Legislatura en preparar las próximas elecciones, en seguir los sondeos, en anticipar estrategias, pero el Gobierno tiene que dedicarse a gobernar”, ha reflexionado.

“Para mí, los avances que el Gobierno regional puede conseguir para los madrileños en este año, en la sanidad, la educación, los servicios sociales, no son en absoluto un trámite, son aportaciones fundamentales a nuestra región, y a eso –ha manifestado- voy a consagrar todas mis energías, durante un periodo de tiempo que algunos quizás juzgarán breve, pero que puede y debe ser muy intenso y fructífero”.

Además, Garrido ha declarado que “quienes aspiramos ahora a gobernar sabemos que formamos parte de una tradición y una escuela política, la del centro reformista español, que concibe la política ante todo como una labor de equipo y de perseverancia en el tiempo. Unas señas de identidad políticas, las del centro reformista –ha dicho-, que yo reivindico hoy, y que, precisamente por sus raíces liberales, surgen de la tolerancia, del diálogo y de la sintonía con la sociedad, en toda su pluralidad.

En este sentido, ha citado a Adolfo Suárez -“la persona por la que yo entré en política, por su forma de entender la política y de entender la vida”, ha recordado-, cuando dijo que “el centro es síntesis y no desierto, aproximación y no equidistancia, dinámica y no indefinición; por eso el reformismo coincide con el centro; con ese centro desde el que me propongo gobernar”.

 

Deja un comentario