Compartir

“Claro que somos una amenaza. Una amenaza para el Estado de bienestar de los políticos. Somos una amenaza para todos ellos, que están viendo películas de Netflix en el chalé de Galapagar, calentitos, mientras muchos españoles estaban en las residencias esperando a que alguien les mandara a un hospital. Hablan de ultraderecha, fascismo y odio entre españoles porque no tienen ningún proyecto para sacarnos de esta crisis sanitaria, económica y social. Y no quieren que hablemos de los que a vosotros os importa”. Así ha respondido Rocío Monasterio a la acusación de la ministra Reyes Maroto, una de las muchas recibidas en el día de hoy por la candidata de VOX a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

La también presidenta de VOX Madrid ironizó con los medios progres que están “estudiándose la historia hasta los neandertales a ver si encuentran una saga familiar que nos pueda emparentar con el tipo de la navaja”. “Les hemos hecho trabajar, ¿eh?”, se rio. Y añadió: “Ya les aseguro que con quien no tengo nada que ver es con la saga Iglesias-Montero”.

Deja un comentario