Compartir

La Comunidad de Madrid desbrozará a lo largo de este año 3.050 kilómetros de márgenes de carreteras, dentro de su Plan de Actuaciones anual. Los trabajos, que se iniciaron el pasado mes de mayo, tienen como objetivo mantener las vías de circulación en un estado óptimo de visibilidad y seguridad. Hasta el momento ya se ha ejecutado más del 77% de las actuaciones previstas, que se prolongarán hasta finales de otoño.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, ha visitado hoy la M-501 a su paso por Villaviciosa de Odón, donde ha destacado que “este año la campaña de desbroces va a ser especialmente relevante debido a las intensas lluvias del pasado otoño e invierno, que han generado gran cantidad de vegetación, lo que supone un alto riesgo de peligro de incendios y falta de visibilidad en las carreteras”. “Para evitar este riesgo se trabaja fundamentalmente en dos épocas del año que se concentran en primavera verano, entre los meses de mayo y julio, y en otoño entre los meses de octubre noviembre”, ha detallado.

Los desbroces de primavera-verano se realizan de forma progresiva en las distintas áreas madrileñas. Se adelantan en las zonas sur y sureste donde, por razones climatológicas, la combinación de precipitaciones y temperaturas favorece el crecimiento de la vegetación con antelación al resto de espacios, al ser más húmedas. De hecho, la superficie que se trata en la zona sur supera el millón de metros cuadrados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here