Compartir

Natalia Quintana, alcaldesa del Partido Popular de El Álamo, cierra la ronda de entrevistas que hemos mantenido con su equipo de Gobierno.

¿Nos puede hacer balance de la legislatura?

Gobernar mi municipio no es una tarea fácil, no sólo por la situación económica. Tras estos dos años aún sigue habiendo mucho que arreglar. La intensidad en El Álamo siempre ha sido muy fuerte, y nos ha marcado. Me siento orgullosa de mis ciudadanos, de mis concejales y de los trabajadores municipales que son un gran valor.

Gestionar un municipio como el nuestro, con una deuda tan importante, requiere el esfuerzo de los trabajadores en primer lugar, que son los primeros que hacen esfuerzos y que arriman el hombro. Sin ellos, y sin el esfuerzo de la sociedad alameña, sería imposible haber llegado hasta aquí. Los vecinos ayudan en infinidad de cosas y es gracias a ellos que podemos realizar proyectos.

Mi mayor orgullo es que vamos consiguiendo estabilizar el municipio económicamente, y que por fin hemos podido aprobar unos presupuestos con algo de inversión. Ya tocaba y era necesario.

Parece que su gestión ha permitido aprobar los presupuestos e invertir en infraestructuras.

Se ha logrado el equilibrio. Las peculiaridades en un índice de población mayor e inmigrante, por encima de la media de la Comunidad de Madrid nos ha hecho tener un magnífico convenio de servicios sociales con la consejería. Gracias a esto tenemos cubiertas las necesidades de los vecinos que lo necesitan. Cubierta esa parte, lo que el municipio necesitaba desde hace veinte años eran infraestructuras.

“No todas las obras han de estar hechas con ladrillo”

En 2007, el Partido Popular se encuentra con una deuda heredada de dieciocho millones de euros, algo imposible de asumir y que paralizó las inversiones posibles. Ahora cumplimos con una deuda que tenemos con los ciudadanos, tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de la Comunidad.

Natalia Quintana
Natalia Quintana

Inversiones en Educación y Deportes

Para nosotros trabajar en educación y deportes ha sido muy importante. No hay ni un sólo fin de semana en el que no acojamos una competición deportiva, muchas de ellas a nivel nacional. Más de 1.500 personas diferentes practican los distintos deportes en el municipio cada mes y por ello hay que destinar infraestructuras pues de lo contrario condenaríamos a la localidad a no crecer.

En educación nos hemos empeñado mucho y, gracias a las subvenciones, hemos conseguido que el centro cívico sea un centro de formación permanente y homologado por Comunidad y ministerio.

Me encontré un municipio con una tasa de parados muy alta, por la crisis y por la falta de formación de muchos jóvenes. Había que enfocar la situación y vimos dos planos a tratar: trabajar por el empleo y formar a los jóvenes rezagados del sistema. Los resultados son buenos. No todas las obras han de estar hechas con ladrillo; hay otras obras que quedan y significan en la memoria a un gobierno.

¿Y el tejido industrial, es una asignatura pendiente? ¿Existe algún proyecto para comenzar a atraer empresas a El Álamo?

Si que lo es, es un punto negro. En la época en la que comenzaron los desarrollos industriales, El Álamo no se apostó por la industria. El exalcalde José María Rodríguez, diseño el pueblo tal y como lo conocemos hoy día. Un pueblo que, en el plano urbanístico, no ha crecido en altura, un municipio residencial. Pero no pensó en la industria. Este pueblo se basó en el urbanismo y, como hemos comprobado, no era una buena apuesta. Era el momento de apostar por la industria y El Álamo quedó fuera, tenemos un polígono industrial muy pequeño, escaso y prácticamente de servicios. Para nosotros, con conservar lo que teníamos era bastante, no era el momento de traer industria.

Pero, ahora estamos trabajando, desde la dirección general de comercio e industria, en diversos proyectos. Yo estoy en la mesa de Madrid Activa que maneja importantes sumas para potenciar el empleo y la industria en el sur. El Álamo preside la mesa de coordinación de todas las mesas de Madrid Activa y, además, personalmente presido la mesa de infraestructuras y proyectos. Con lo cual estamos trabajando juntos en distintos proyectos que puedan ser buenos para el municipio.

Respecto al proyecto del aeródromo del suroeste, las gestiones de este proyecto privado continúan. Al final sería una buena fuente de ingresos. Todos son proyectos de futuro, a mi me gusta hablar de realidades y al final, la realidad es que tenemos que trabajar desde Madrid Activa con el apoyo de las instituciones y, poco a poco, el polígono se ira consolidando.

Sus cargos le dan mayor cercanía a la Comunidad de Madrid ¿Hay una sinergía especial a la hora de presentar proyectos y trabajar por su municipio?

Personalmente, puedo estar muy orgullosa de la posición que ha tomado mi municipio con respecto a la Comunidad de Madrid, es un reconocimiento al trabajo realizado desde el Ayuntamiento y desde el partido. Lo que conlleva es mucho más trabajo, la sinergía surge de esa cercanía. El Álamo es reconocido en toda la Comunidad.

Cuando yo tomé el cargo, mi pueblo no tenía crédito ni credibilidad. dar la vuelta a todo eso, y comenzar a ser un municipio serio es una satisfacción.

Nos enteramos rápido de las subvenciones que salen en cualquier ámbito, lo cual nos da agilidad a la hora de ponernos a trabajar para conseguirlas. Yo estoy en la Federación Española de la comisión de igualdad, por ello me entero de las subvenciones que viene desde Europa. También estamos adheridos a Munimadrid, a través de sus proyectos nos enteramos de subvenciones que llegan de fuera de nuestras fronteras.

Al estar en la Comunidad hay un contacto más estrecho con los consejeros, con lo cual no perdemos ninguna pista. Pero, esto siempre ha sido así en El Álamo, siempre hemos sido muy proactivos ya que, al no tener dinero propio, había que ir a buscarlo fuera. Siempre hemos trabajado mucho por conseguir subvenciones y presentar proyectos. Nunca nos ha asustado jugar con la inversión público-privada. En los peores años de la crisis se ha conseguido traer inversiones de hasta 30 millones al municipio, se ha conseguido llevar acabo proyectos como los centros comerciales o los complejos deportivos con una gestión mixta, usando dinero privado.

¿Qué objetivo se marca Natalia Quintana de aquí a las municipales de 2019?

Al final los políticos estamos a disposición de nuestros partidos. Cuando he pasado a formar parte de la ejecutiva de Cristina Cifuentes no contaba con ello; la presidenta lo anunció sin previo aviso. La política no es fácil, esto es muy duro. Una hace esto por aquello que quiere mucho y todos mis esfuerzos los hago por mi pueblo.

Acabo de presentarme a la reelección de la presidencia de mi partido y he sido elegida por unanimidad. Esa confianza es para que siga gestionando este Ayuntamiento y ayudando a mis compañeros de otros municipios con mi experiencia desde la territorial de Madrid.

Lo que tenga que venir después vendrá.

 

Deja un comentario