Compartir

Al pensar en problemas en las piezas dentales, nos vienen a la mente problemas como las caries, implantes o extracción de muelas del juicio. 

Lo cierto es que existen muchos motivos por los que acudir a un dentista profesional. Por los que acudir a una de las muchas clínicas dentales que ofrecen sus servicios para cuidar los dientes, es algo por lo que pasará cualquier persona varias veces a lo largo de su vida.

Una de las razones más habituales por las que se acaba visitando al dentista es la necesidad de corregir una mala posición dental que dificulta nuestra capacidad de morder correctamente y también tiene un impacto estético poco deseado.

Soluciones para corregir la posición dental con disimulo

La manera más conocida y tradicional de modificar una dentadura con los dientes demasiado movidos de su sitio, es medianteel uso de brackets.

Una medida que, si bien en niños o adolescentes suele ser una opción aceptada, los adultos tienen más reparos en llevarlas.

Después de todo, los brackets de metal resultan poco estéticos y están asociados culturalmente con la niñez y la adolescencia por lo general. Algo que hace que muchos adultos prefieran evitar el uso de este tipo de aparatos correctores.

Con el tiempo el uso de esta clase de dispositivos dentales dio paso a los brackets transparentes, que aunque resultaban más disimulados que los antiguos brackets metálicos, todavía resultaban muy evidentes.

Lograban disimular mejor que se estaba haciendo uso de ellos, pero a corta distancia seguía resultando claro que se estaban usando.

Tratamientos invisibles contra los problemas de colocación dental

A medida que se invertía en investigación, nuevos productos llegaban al mercado que mejoraban los dispositivos anteriores.

Esto dio lugar a la llegada de alternativas como la ortodoncia invisible que logra que el uso de estos aparatos sea prácticamente imperceptible por el resto de personas mientras se están usando.

Esta clase de ortodoncia consiste en una serie de férulas o moldes transparentes de plástico que se crean mediante software 3D a medida de la boca de la persona a tratar.

Con esto se logra que la ortodoncia empleada esté totalmente pensada para que haga las correcciones necesarias para que las piezas dentales lleguen a la posición deseada por el personal clínico.

De esta manera, los pacientes logran mejorar la posición de sus piezas mentales mientras estéticamente pasa desapercibido su tratamiento.

Para esto, existen clínicas que ofrecen esta opción tanto en adultos como en niños como los ofrecidos por la Dra. Sara Gil con la marca Invisalign en Madrid. Lo que permite pasar de usar un aparato como el bracket que resulta incómodo y llamativo, a una ortodoncia confortable y fácil de utilizar sin que se note.

Precios de un tratamiento de ortodoncia Invisalign: ¿asequibles?

En lo que respecta a Invisalign su precio supone una inversión considerable puesto que es una marca de renombre que realiza grandes inversiones en investigación y desarrollo de nuevas técnicas de ortodoncia.

Por suerte, ese precio no resulta prohibitivo gracias a  que es muy frecuente encontrar facilidades de pago mensual para costear esta clase de servicios.

Y de esta manera, tanto adultos como niños pueden mejorar la posición de sus dientes sin tener que utilizar brackets ni tratamientos que sean llamativos.

Para quienes busquen cuidar la estética durante todo el proceso de corrección, la ortodoncia invisible es una de las mejores alternativas que podemos elegir en la actualidad.

Deja un comentario