Compartir

Cerca de la mitad de los jóvenes españoles se expone de manera continua a niveles de ruido dañinos para la salud del oído y la audición, según estimaciones de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Con motivo del Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, que se celebra este miércoles, la SEORL reclama mayores medidas de protección frente al ruido para este grupo de población, debido a los peligros de pérdida auditiva y para la salud. Entre ellas, el cumplimento de la normativa de la Unión Europea para los reproductores de música de uso personal, que deberían tener un límite estándar de salida automático del sonido, con el encendido, de 85dB y la posibilidad de aumentarlo sólo hasta un máximo de100 dB, e incorporar medidas de aviso, cada 20 horas de uso si se opta por este incremento.

 

El hábito de escuchar música con auriculares, junto con la asistencia a conciertos y locales de ocio con música alta, constituye en la actualidad la principal causa de trastornos provocados por el ruido en los jóvenes. La SEORL quiere concienciar sobre la importancia de prestar atención a los ruidos más dañinos para reducir la intensidad y tiempo de exposición a los mismos y prevenir así, no solo problemas auditivos, sino de salud en general. “En el caso de los reproductores de música, lo ideal sería aplicar la regla del 60-60, es decir, no utilizarlos más de  60 minutos al día  y no superar el 60% del volumen que permiten los mismos”, advierte la doctora Mª José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología de la SEORL.

 

En años anteriores, los ruidos dañinos más habituales eran los procedentes de la exposición continuada en el entorno laboral durante ocho horas diarias a niveles que podían superar los 80 dB y, por ello, se aprobó una ley para que los trabajadores usaran las protecciones adecuadas en estas condiciones. Esta especialista sugiere que ahora, “deberían plantearse medidas de seguridad para nuestros jóvenes”.  La SEORL advierte de que estos factores están provocando que la edad de aparición de la pérdida auditiva asociada a la edad pueda adelantarse 20 años, manifestándose los trastornos típicos de personas de 60 años ya a los 40.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here