Compartir

Cuatro de cada diez madrileños creen que les sobran entre dos y cinco kilos, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) en esta comunidad. En ella ha quedado reflejado también que la mitad ha hecho entre uno y tres intentos de dieta desde el verano pasado pero que uno de cada cuatro han seguido métodos poco saludables. INFITO, junto con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), recuerdan la importancia de hacer una dieta equilibrada, y la práctica moderada de ejercicio físico para reducir los kilos de más. Además, puede ayudar la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales como la camilina o la garcinia.

 

El hecho de que se repitan los intentos de dieta en un mismo año puede deberse a que “suelen ser dietas muy restrictivas demasiado bajas en calorías o muy monótonas, que conllevan tomar siempre los mismos alimentos o llevar a cabo las mismas restricciones”, explica Andrea Calderón, nutricionista de la SEDCA. Por otro lado, añade, “no se realizan con “el seguimiento de profesionales cualificados”. Además, son insostenibles en el tiempo por lo que no pueden seguirse y “desembocan en el conocido efecto rebote, por el que se recuperara el peso perdido o incluso se puede ganar más peso”, subraya. De hecho, a pesar de los intentos de dieta, uno de cada cuatro madrileños ha ganado entre dos y cinco kilos con respecto al verano pasado.

Lo recomendable es “seguir una dieta equilibrada con todos los grupos de alimentos controlando raciones y calorías, y hacer ejercicio físico moderado que será, según la Organización Mundial de la Salud, de 300 minutos por semana si se quiere perder peso, o de 150 si se busca mantenerlo”. Además, destaca, “se puede acompañar de plantas medicinales de dispensación farmacéutica, siempre que se consulte con el farmacéutico sobre la más adecuada en cada caso, para poder aconsejar la dosis y el tiempo en el que deben tomarse”.

 

Plantas medicinales para perder peso

Un programa de reducción de peso realizado desde la farmacia, que incluye dieta equilibrada, práctica moderada de actividad física y preparados farmacéuticos de plantas medicinales, ha permitido a los madrileños perder una media de 4,9 kilos. Así se ha podido comprobar gracias a la campaña Cuida tu línea con salud que realizan INFITO y la SEDCA en distintas farmacias andaluzas y en la que se elaboran planes de alimentación con consejos dietéticos, de ejercicio y plantas medicinales.

 

La principal diferencia de este sistema con respecto a los métodos poco saludables, cada vez más generalizados, “es que la pérdida de kilos se produce de forma gradual y sostenible en el tiempo, y se realiza con las máximas garantías de seguridad, calidad y eficacia”, indica Guadalupe Sorde, dietista colaboradora de INFITO en Madrid. Las plantas medicinales contra el sobrepeso, “deben ir acompañadas siempre de dieta equilibrada y mantenida y una práctica moderada de ejercicio físico”, subraya. Además, hay que acudir al farmacéutico para que aconseje sobre la más adecuada a cada caso, “pues cada una puede resolver las diferentes necesidades de cada paciente”, añade.

La camilina o té verde “se puede utilizar como coadyuvante para tratar el sobrepeso, pues sus componentes pueden contribuir a la pérdida de grasa y de peso corporal”, señala Patino. Esto es debido a que “favorece un incremento del gasto energético y de la oxidación de grasas, así como una disminución en la absorción de lípidos”, afirma. Por su parte, el glucomanano,  “tiene un efecto saciante gracias a su contenido en fibras solubles, lo que le hace ser un gran aliado para mejorar el tránsito intestinal”, destaca. En el caso de la alcachofa, también de las más utilizadas, añade, “se utiliza como depurativa y normalizadora de la digestión de las grasas”.

 

Además, para reducir el apetito y la acumulación de grasas se puede tomar la Garcinia cambogia, “que puede ayudar a aquellas personas que no necesitan una restricción calórica severa o evita ganancias de peso una vez terminada la dieta hipocalórica”, explica. Por su parte, el café verde consigue disminuir los depósitos grasos del tejido adiposo por un mecanismo similar al del té verde, y la cetona de frambuesa favorece una menor absorción de las grasas.

 

Métodos poco saludables para adelgazar

La encuesta realizada por INFITO también demuestra que uno de cada cuatro madrileños sigue métodos poco saludables a la hora de hacer dieta, entre los más destacados de España. Entre ellos se encuentran las dietas proteicas como sobres o batidos; la eliminación de ingestas como el desayuno o la cena, o la prohibición de ciertos grupos de alimentos. Estos métodos “pueden conllevar efectos secundarios importantes como alteraciones de micronutrientes o de electrolitos, que conduzcan a trastornos cardíacos, pérdida de masa muscular o, incluso, alteraciones psicológicas debidas a las restricciones dietéticas excesivas”, subraya la doctora Pilar Riobó, médico especialista en Endocrinología y Nutrición.

Además, eliminar comidas “puede hacer que se llegue con más hambre a la siguiente ingesta y cuanta más tengamos, tenderemos a consumir alimentos con más grasos y azucarados, y nos daremos un atracón”, advierte Andrea Calderón, nutricionista de la SEDCA. Por otro lado, la prohibición de grupos de alimentos tampoco es adecuada porque cada uno tiene unos nutrientes, vitaminas y minerales que otros no tienen o tienen en menor cantidad. Por su parte, los sobres y batidos que se usan para perder peso de forma rápida, “no promueven ningún hábito bueno para la salud y pueden provocar sensación de fatiga y cansancio”, explica.

 

Los expertos recomiendan seguir el patrón de dieta mediterránea y el llamado modelo del plato que consiste en tomar la mitad de la ración en forma de verdura y hortaliza; una cuarta parte del plato en forma de hidrato de carbono (pan, patata, arroz, pasta, preferiblemente integral); y la otra cuarta parte en forma de proteína (carne, pescado, huevo o legumbres). “Así estamos tomando todos los alimentos en raciones adecuadas y moderando las calorías de la dieta”, asegura Andrea Calderón. Lo aconsejable es tomar dos raciones de verdura al día, cocidas o crudas; tres de fruta; legumbres, dos o tres veces por semana; cuatro raciones de pescado (alternando blanco y azul); huevo, dos o tres veces por semana; y un puñadito diario de frutos secos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here