Compartir

Al inicio de su intervención, el presidente Rajoy ha contrapuesto los dramáticos efectos de la crisis económica que se vivió en España entre los años 2009 y 2013 con la situación actual, donde se ha producido un giro de 180 grados.

Según ha apuntado, durante esos cinco años, España perdió el 10% del Producto Interior Bruto (PIB), «los ingresos tributarios del Estado se redujeron en 70.000 millones de euros» y se destruyeron más de 3.800.000 puestos de trabajo, lo que provocó un «fuerte endeudamiento» y una «acumulación de desequilibrios económicos».

 

Crecimiento equilibrado

Gracias a una «política económica adecuada», a «las reformas necesarias» y al «esfuerzo de los españoles», se ha podido dar la vuelta a la situación, ha dicho el presidente. Hoy, en España «por cuarto año consecutivo el crecimiento viene acompañado de creación de empleo y superávit externo. Se trata de una combinación de tres elementos que en nuestro modelo económico no se había dado nunca» y que hay que seguir manteniendo en el futuro, ha apuntado Rajoy.

Para 2018, ha agregado el jefe del Ejecutivo, se prevé un crecimiento económico «del entorno del 2,7%» y el 2,5% en los años siguientes. Ese «crecimiento equilibrado» permitirá «seguir creando empleo» y poder alcanzar así el objetivo de «los 20 millones de españoles trabajando en 2020». Se recuperaría de esta forma, el nivel de empleo anterior a la crisis, con lo que la tasa de paro se situaría el 10,7% (llegó a estar en el 26,9%).

 

Presupuestos Generales del Estado para 2018

El presidente del Gobierno ha subrayado que los Presupuestos Generales del Estado para 2018, que se votan esta semana en el Congreso de los Diputados, son «buenos para España», por lo que «espera» y «confía» en que la «responsabilidad de otras fuerzas políticas permita su aprobación».

Tras asegurar que «contar con un presupuesto da estabilidad», el jefe del Ejecutivo ha agregado que estos Presupuestos «permiten seguir cumpliendo con nuestros compromisos europeos», envían un «mensaje de confianza», «impulsan el crecimiento» y contemplan un aumento «muy importante» de la inversión pública, que ronda el 15% (Galicia también se beneficiará de ese incremento, con 936 millones de euros).

Además, ha subrayado que estos Presupuestos permitirán que la recuperación llegue «a más rincones» y a «más familias españolas» porque «las medidas contempladas beneficiarán directamente a más de 13 millones de españoles, especialmente a personas como los pensionistas, funcionarios o los contribuyentes con las rentas más bajas».

Deja un comentario