Compartir

Los inquilinos interesados en una posible moratoria pueden ampliar información mediante el correo electrónico informacion@emvialsa.org o en el teléfono 91 490 08 92

Desde el primer viernes del estado de alarma, la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcobendas ha decidido que no se girará el alquiler del mes de abril a las 380 viviendas y 25 locales de su propiedad que tiene en régimen de arrendamiento con la finalidad de paliar las consecuencias económicas de la crisis producida por el COVID-19.

«Queremos que sepan que vamos a estar a su lado, por ello, además del aplazamiento de los impuestos municipales, y la devolución de las cuotas de los servicios municipales, hemos dado un paso más para que los inquilinos de las viviendas municipales puedan pasar este mes de abril de confinamiento con la tranquilidad de no tener que abonar el alquiler inmediatamente”.

Miguel Ángel Arranz, vicealcalde de Alcobendas y presidente de EMVIALSA

Asimismo, se abre un periodo de 30 días a los inquilinos que sean susceptibles de acogerse a las ayudas del Real Decreto Ley 11/2020 de medidas urgentes en el ámbito social y económico. Durante este tiempo deberán recopilar y presentar la documentación necesaria para poder beneficiarse de las ayudas al alquiler contempladas en dicho Real Decreto.
Posteriormente, a los inquilinos que no soliciten ayuda y a aquellos que la soliciten pero no cumplan todos los requisitos exigidos por el Real Decreto, se les fraccionará el recibo de abril en cuatro plazos para así facilitar su pago, a la espera de que pudieran articularse nuevas ayudas.

Aquellos que sí cumplan las condiciones marcadas por el Real Decreto no tendrán que hacer frente a la renta mientras dure su situación de vulnerabilidad, hasta un máximo de 4 meses, posponiéndose el pago de la misma.

El Real Decreto define en situación de vulnerabilidad a las personas obligadas al pago de la renta que a raíz de esta emergencia sanitaria hayan perdido su empleo o sido víctimas de un ERTE o que, siendo autónomos, hayan tenido que reducir sustancialmente su jornada laboral por motivo de cuidados o similares y con ella su nivel de ingresos. Además, el alquiler junto con otros gastos, como la comunidad y suministros básicos deberá suponer más de un 35% de los ingresos netos de la unidad familiar para poder acogerse a las ayudas.

El vicealcalde de Alcobendas y presidente de EMVIALSA, Miguel Ángel Arranz, ha manifestado que la prioridad del Equipo de Gobierno de PSOE-Ciudadanos es “mitigar las consecuencias de esta crisis sanitaria, social y económica a las familias y empresas de Alcobendas”. Por ello, ante la incertidumbre generada en la sociedad por las consecuencias de esta crisis sin precedentes .

Deja un comentario