Compartir

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Getafe, ha aprobado hoy los pliegos que darán paso a la demolición de los antiguos edificios del Polideportivo de San Isidro. De esta forma el Gobierno Municipal da un paso más para que las nuevas instalaciones, que se construirán por fases, sean una realidad.

Tras este proceso se procederá a adjudicar las obras a la empresa que finalmente se encargará de derribar los edificios. Los plazos se han establecido así para que la demolición no afecte al festival Cultura Inquieta que se celebra en dichas instalaciones.

El concejal de Urbanismo, Jorge Rodríguez, ha asegurado que “se trata de un compromiso adquirido con los vecinos del barrio y de todo Getafe, que siempre han tenido esta instalación deportiva como una referencia. El nuevo polideportivo se construirá por fases priorizando el aparcamiento gratuito para los vecinos y el traslado de la Oferta Física de Adultos que no cuenta con el suficiente espacio en el Centro Cívico del barrio”.

Por su parte el concejal de Deportes, Javier Santos, ha querido resaltar “la gestión pública de la nueva instalación, a diferencia de los intentos de privatización del PP la pasada legislatura con el propio Polideportivo de San Isidro y con la piscina de Getafe Norte, cuya adjudicación ha supuesto un varapalo para los vecinos y vecinas de la ciudad”. En las próximas semanas además, la Junta de Gobierno también aprobará la redacción del proyecto de las nuevas instalaciones del Polideportivo de San Isidro.

El proyecto definitivo que contará con todas las indicaciones técnicas, asumirá la obra consensuada por parte del Gobierno Municipal con vecinos, AMPAS y asociaciones deportivas de Getafe, para atender a la demanda real de la ciudad. Esto supondrá la integración del Polideportivo a través de espacios abiertos con el Parque de San Isidro y con el barrio, eliminando la zona de vallado actual y buscando la complicidad de los vecinos en el mundo del deporte y el ocio saludable tanto para niños y niñas como para personas mayores.

Las obras se consensuaron a través de varias reuniones y asambleas vecinales, resolviendo igualmente uno de los grandes problemas del barrio, con la creación de un aparcamiento público tanto para los usuarios deportivos como para los vecinos del barrio. En ese sentido se prevé además la construcción de dos pistas multideportivas de uso libre en el interior de las instalaciones.

Deja un comentario