Compartir

Las inmensas nieves que nos ha dejado la borrasca Filomena, ha provocado el caos en toda la Comunidad de Madrid, no obstante pese al impacto inicial todos los pueblos y ciudades han comenzado ha trabajar en desbloquear esta situación lo antes posible.

Griñón es una de las localidad que mejor ha enfocado el trabajo aunando esfuerzos del Ayuntamiento, empresas y vecinos lo que ha conseguido que a lo largo del domingo las vías principales del municipio y buena parte de las urbanizaciones y calles de la localidad contarán con un carril accesible y practicable para poder realizar desplazamientos en vehículo.

El alcalde de Griñón, José María Porras, a través de las redes sociales, ha estado comunicando en todo momento la situación en la que se encontraba la localidad, y los trabajos que estaban realizando, lo que ha servido para establecer un canal de comunicación con los vecinos y además conocer la situación y emergencias de los mismos.

«Hoy hemos conseguido poder ver todo el pueblo, no hay que engañarse la situación es dantesca. Muchos árboles caídos, muchísima nieve acumulada, el problema del hielo…. esto no va a tener una solución a corto plazo» aseguraba el regidor en redes sociales, recordando que durante los próximos días tendrán mucho trabajo para que todo vuelva a la normalidad.

No obstante desde el Ayuntamiento y las autoridades avisan que todavía es obligatorio el uso de cadenas pues de momento todavía queda mucha nieve que retirar y aun quedan placas de hielo en las carreteras locales y comarcales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here