Compartir

Las ordenanzas fiscales del Gobierno municipal de Santiago Llorente, aprobadas de forma inicial con el apoyo del PSOE, Más Madrid-Leganemos y Ciudadanos, castigan de forma cruel al hospital Severo Ochoa de Leganés, cuyo recibo del IBI asciende a 521.309 euros al año.

«Ese dineral, que sale del presupuesto de la Comunidad de Madrid, se debería destinar a paliar la crisis económica, social y sanitaria que atravesamos a causa del Covid, pero el alcalde socialista prefiere esquilmar a la sanidad pública con impuestos injustos y desorbitados», ha denunciado el portavoz del Partido Popular de Leganés, Miguel Ángel Recuenco.

Con el fin de que esa cantidad se invierta en mejorar la atención que presta el Severo Ochoa, el PP planteó en su propuesta fiscal, presentada en la sesión plenaria del jueves pasado y rechazada por el tripartito que gobierna la ciudad, la exención del pago del IBI a los espacios sanitarios de la titularidad pública, como el hospital o los centros de salud. 

«De ahora en adelante, cada vez que Llorente aluda a la situación de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid y ataque sin fundamento alguno a la presidenta Díaz Ayuso, le recordaré que él saquea las arcas regionales con el IBI abusivo que cobra al Severo Ochoa», ha dicho el líder del Partido Popular.

Deja un comentario