Compartir
Moraleja

Este diario viene informando sobre la situación que algunos funcionarios están viviendo, desde hace dos años, en el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio bajo el Gobierno del PSOE. Tras las declaraciones que realizaba a este medio Francisco Torres, representante de CSI-F (Central Sindical de Independientes y Funcionarios) en la zona Sur, en torno a las acusaciones vertidas por Valle Luna hacia sus trabajadores en mesa plenaria, es ahora la delegada de personal funcionario, y enlace sindical, quién nos ha comentado que: “Lo que ocurrió en el último pleno fue la gota que colmó el vaso”.

Según sus palabras, la alcaldesa hace uso de las redes sociales para arremeter contra sus propios trabajadores: “nos han llamado reiteradamente palmeros, participantes necesarios para la corrupción”. Todo esto parece venir de lejos; simpatías políticas encontradas que acaban en comentarios vejatorios por los pasillos del consistorio y, lo más preocupante, un ambiente hermético que impide la realización del trabajo a los afectados.

Nos han bloqueado en todos los departamentos, se dirigen a nosotros a través de correos electrónicos. Nos ningunean continuamente, desde el mismo momento en que tomó posesión de su cargo comenzó a apartar a algunos funcionarios sin ningún motivo aparente” comenta esta representante de los funcionarios del Ayuntamiento a la que le hemos preguntado si tienen intención de tomar medidas más duras para revertir esta situación: “Llevamos dos años solicitando documentos y nos ha sido imposible, cuando hemos conseguido algo ha sido sin control, orden ni fundamento de lo que pedíamos. Vamos a volver a pedir la documentación, si no cumplen los plazos empezaremos a denunciar. Han elegido la guerra. A partir de ahora no vamos a permitir ni un solo abuso más, cada vez que nos difamen, tengamos alguna situación vejatoria o hagan cosas que no son correctas, usaremos todos los medios de los que dispongamos”.

Al parecer, tras algunas denuncias a la inspección de trabajo, el abogado que lleva este caso recomienda no ir a mayores debido a que: “nos dicen que el moving laboral es muy difícil de demostrar, que ahora la moda es el acoso escolar”. Además, la delegada de los funcionarios (que ha querido preservar su nombre), ha hecho hincapié en que “el equipo de Gobierno se escuda en los trabajadores con una situación más sensible, los trabajadores laborales que tienen contratos indefinidos y están atados por el temor a que su situación empeore”.

Seguimos esperando poder contar con declaraciones de la alcaldesa del municipio.

Deja un comentario