Compartir

Los juzgados de Móstoles serán los primeros que cuenten con una cámara Gesell fuera de Madrid capital, uniéndose a los espacios de este tipo que se van a implantar tanto en el nuevo núcleo penal de Madrid, en la zona de San Blas, como en los juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla.

Así lo ha avanzado hoy la consejera de Justicia de la Comunidad de Madrid, Yolanda Ibarrola, en su visita a las obras de adecuación de la Antiguas Escuelas de Móstoles como nueva sede judicial.

La cámara Gesell es una sala acondicionada para que el menor o víctima del delito trate, en exclusiva, con el psicólogo o profesional que le atiende. En una habitación contigua, separada por un espejo espía, las partes (juez, fiscal, secretario, abogados) siguen el interrogatorio y participan de él mediante una comunicación con el psicólogo o profesional, a través de un pinganillo. La declaración se graba y queda como prueba preconstituida, evitando que la víctima tenga que repetirla durante la vista oral.

ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS MÁS VULNERABLES

“Con estas nuevas instalaciones, queremos prestar una mejor atención a las víctimas, en especial a las más vulnerables, como son los menores o las mujeres que sufren maltrato. Nuestro objetivo es garantizar que las víctimas tengan la mejor acogida posible desde su primer contacto con la Administración de Justicia, asegurar su protección y evitar su revictimización”, ha subrayado Ibarrola.

Deja un comentario