Compartir

 Más de 1.300 niños y niñas de diez centros educativos de Parla han hecho hoy cinco kilómetros «Caminando por un reto». La meta global y compartida de todos los municipios que participan en esta iniciativa es, sumando los kilómetros de todos, alcanzar la luna. El objetivo de esta iniciativa es mandar un mensaje para combatir la obesidad, y Parla se ha sumado hoy al reto ya que es el Día Mundial contra la obesidad.

 «Caminando por un reto» es una actividad que nace en el Ayuntamiento de Benalmádena en el año 2016 dentro del 2º Plan Local de Salud y encuadrada en el Grupo de Hábitos Saludables estando promovida por el Patronato Deportivo Municipal de Benalmádena con el fin de promocionar la actividad física y el deporte y luchar contra la obesidad.

El Ayuntamiento de Parla se ha sumado al reto y para ello ha convocado a los Centros Escolares de Primaria y de Secundaria de la localidad y diez centros han recogido el guante: los colegios Aquila, Rosa Montero, Blas de Lezo, La Paloma, Ciudad de Parla, Séneca y Pablo Picasso; y los institutos Elkín Patarroyo, El Olivo y Torrente Ballester. A ellos se han unido como voluntarios, para coordinar la marcha, estudiantes de TAFAD y el grupo de mayores senderistas de Parla.

 

«Debemos lanzar el mensaje de que hay que comer de forma saludable y hacer deporte»

 

 
La caminata ha consistido en un recorrido urbano de cinco kilómetros con inicio y llegada en el Campo Municipal de Las Américas. La grandeza de esta actividad consiste en que otros muchos municipios que se han sumado a la iniciativa han realizado en el mismo día y en el mismo horario otra marcha de cinco kilómetros.
 
El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, también ha participado en la marcha y ha señalado a todos los niños y niñas que «entre todos debemos lanzar un mensaje alto y claro: hay que comer de forma saludable y hacer deporte para combatir la obesidad, que luego genera problemas de salud».
 

Parla ha superado sobradamente el reto de los 4.052 kilómetros para llegar a Nuuk

 
Inicialmente, el reto de Parla era alcanzar imaginariamente la distancia de 4.052 kilómetros, necesaria para llegar a Nuuk (Groenlandia). Pero con la participación de más de 1.300 niños y niñas (más de 1.400 personas con los voluntarios) el reto se ha superado ampliamente y se han hecho más de 6.000 kilómetros.
 
El alcalde ha detallado que «necesitábamos saber todos los participantes que se suman a este reto y medir las distancias recorridas. Nuestros kilómetros se sumarán a los del resto de municipios participantes para, entre todos, cumplir el objetivo de llegar a alcanzar la luna: un total de 384.400 kilómetros, que es la distancia que nos separa a la tierra de la luna».

Deja un comentario