Compartir

En sus dos primeras semanas, 62 usuarias han solicitado el servicio especial que ofrece este programa piloto

Tras la entrada de Parla en la primera fase del proyecto piloto de paradas de autobuses bajo demanda, en tan solo dos semanas han sido 62 las vecinas de Parla que han solicitado este servicio. La cifra demuestra el éxito de este recurso solicitado desde el Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid, con el fin de mejorar la seguridad de mujeres víctimas de violencia de género, menores y personas con movilidad reducida.

De las 62, dos eran menores

Puesta en marcha el lunes 27 de enero, el servicio de parada bajo demanda de autobuses interurbanos nocturnos ha sido solicitado en Parla por 62 mujeres, de las que dos son menores de edad.

El balance de las dos primeras semanas de puesta en marcha de esta medida en Parla es prueba de la necesidad de que la ciudad estuviera incluida en este proyecto piloto, tal y como reclamó a finales del año pasado el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Movilidad, a la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Para beneficiarse de este servicio, sólo es necesario que la usuaria solicite al conductor una parada antes de llegar a su destino. La parada solicitada debe estar dentro de la ruta del autobús y el conductor debe realizarla en un lugar seguro para la detención del vehículo. La solicitante debe situarse para bajar en la zona de la puerta delantera, la única que se abre para atender estas solicitudes.

Y es que las paradas bajo demanda, también conocidas como paradas “anti acoso sexual” tienen como objetivo mejorar la seguridad y comodidad de mujeres víctimas de violencia de género, menores o usuarios con movilidad reducida.

Compromiso del Gobierno local contra la violencia machista

Con este fin, y dentro del compromiso del Gobierno local para luchar contra la lacra de la violencia machista y de género, el Ayuntamiento de Parla elaboró un informe que recoge las principales necesidades del municipio en este sentido, atendiendo a la demanda planteada por la Asamblea Feminista de Parla.

A mediados del pasado mes de diciembre, remitió el informe y tramitó la solicitud a la Comunidad de Madrid, que aceptó incluir a Parla entre las ciudades de la región, como las vecinas Fuenlabrada, Leganés o Pinto, que han entrado a formar parte del proyecto desde finales de enero.

Deja un comentario