Compartir

La mensualidad registrada marcó un aumento trimestral del 3,81%. Respecto a marzo de 2016, el incremento fue del 15,59%. Se trató del cuarto aumento más pronunciado del país. Mensualmente, subió un 0,28%.

Madrid fue la autonomía española con la mensualidad más cara para los inquilinos, por delante del País Vasco (1.019 €/mes), entre otras. En el ámbito provincial, también obtuvo la renta más elevada. Por su parte, el piso tipo de alquiler en España finalizó el pasado mes de marzo con una superficie media de 112 metros cuadrados y una renta media mensual de 675 euros. Esta cifra marcó un descenso del -0,59% frente al mes de febrero y una subida del 1,50% respecto a diciembre de 2016. Interanualmente, el repunte fue del 10,29%.

El precio que han alcanzado las rentas en determinadas ubicaciones es el más alto del que se tiene constancia histórica. “A la escasez crónica de oferta de la que adolece este mercado en España, se le ha unido el crecimiento de la demanda que se decanta por el alquiler”, admite Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. Para el directivo, “el engrosamiento del cupo de inquilinos viene dado por la falta de ahorro y de solvencia necesarias para obtener financiación y apostar por la compra”.

No obstante, Alemany también admite que detrás de este repunte en el interés por el arrendamiento está el hecho de que, “en ciertas ciudades, la segunda mano no da respuesta a los criterios de búsqueda planteados, por lo que hay quien decide esperar alquilando mientras la obra nueva se expande”. El responsable del portal inmobiliario revela que la presión a la que está sometido este mercado, no hace más que elevar su atractivo como inversión: “Teniendo en cuenta la rentabilidad que está arrojando este activo actualmente, la pérdida de valor de la vivienda que tuvo lugar durante la crisis parece ahora muy lejana”, concluye.

Madrid fue la segunda capital más cara de España

La ciudad de Madrid registró en marzo de 2017 una superficie media de 118 metros cuadrados y una renta media mensual de 1.345 euros. Esta mensualidad posicionó a la capital madrileña como la segunda más cara para los inquilinos, solo por detrás de Barcelona (1.399 €/mes). Madrid marcó una subida del 5,08% frente a diciembre de 2016, la décima más intensa. Frente a marzo de 2016, creció un 12,93%. Mensualmente, subió un 3,54%.

Deja un comentario