Compartir

El partido independiente, Unión por Leganés, lleva al pleno de este jueves una iniciativa que incide en las pésimas condiciones de trabajo del parque de bomberos de Leganés.

[bctt tweet=»Unión por Leganés lleva al pleno la situación de los bomberos» username=»ElIcebergMadrid»]

Así, denuncian, no hay agua caliente en duchas y cocina, existen humedades en las habitaciones, la puerta por donde salen los camiones lleva averiada mucho tiempo… Además de todos estos problemas de infraestructuras se añaden también las denuncias de los propios bomberos durante el desarrollo de su servicio por la ausencia de mandos en determinados turnos o un número de efectivos por debajo del mínimo exigido.

“El número mínimo por turno es de 9, sin embargo, en la actualidad se están dando casos en el que a la ausencia de mandos, en el parque sólo hay 8 efectivos. Algo inaceptable para una población de 190.000 habitantes”, señala Carlos Aranzana, concejal de ULEG.

Desde la formación política vecinal alertan también de que la situación existente en este mes de junio podría agravarse aún más en los meses de julio y agosto por motivo de las vacaciones del personal

«El gobierno quiere desmantelar el Servicio de Extinción de Incendios»

Según indican desde ULEG, todas estas incidencias se deben al «concepto» que el alcalde tiene de que “la seguridad es un gasto, no una inversión”.

«Probablemente por eso ha puesto al frente a su ilegal, inexperto y no cualificado director general con el objeto de poco a poco desmantelar y deteriorar el Servicio de Extinción de Incendios para que sea la Comunidad de Madrid quien asuma su gestión» indican desde el partido vecinal de Leganés.

“El alcalde Llorente es tan mal gestor que prefiere cederle la gestión de los bomberos a la Comunidad de Madrid para echar balones fuera y poder dedicarse luego a criticar a la administración regional como hace con sanidad, servicios sociales o educación. Estamos ante una clara estrategia de deteriorar un servicio para tener la coartada de que este servicio estaría mejor gestionado si no fuera una competencia municipal. Y es que Santiago Llorente aún tiene clavado de cuando fue concejal de Seguridad Ciudadana que la mayor huelga y protesta existente en Leganés fue la de los bomberos. Huele a venganza y en ULEG nos negamos a quedarnos sin nuestro parque”.

Deja un comentario